AMENAZAN AL DEFENSOR DE LOS DERECHOS HUMANOS